Las fuerzas de seguridad israelíes se preparan para un posible incremento de la violencia, tras el esperado reconocimiento hoy del presidente de EEUU, Donald Trump, de Jerusalén como capital de Israel y la promesa de trasladar su embajada de Tel Aviv a la ciudad santa.

Ayer comenzaron las consultas de oficiales de Defensa para hacer frente a los posibles disturbios y el Ejército israelí ha preparado “un plan con distintos niveles de alerta que se activará según sea necesario”, informó hoy el diario israelí Haaretz.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó hoy que la decisión que anunciará en breve sobre el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel “debería haberse tomado hace tiempo” e insinuó que sus predecesores evitaron adoptarla por cobardía.

Preocupación internacional ante el anuncio de Trump sobre Jerusalén

La comunidad internacional ha expresado su preocupación por el cambio de ‘statu quo’ de Jerusalén, horas antes del anuncio que hará el presidente de EEUU, Donald Trump, sobre el reconocimiento de la ciudad santa como capital de Israel y el traslado hasta allí de la embajada estadounidense.

EEUU se ha convertido en el primer y único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, cuyo sector Este ocupó en la guerra de 1967 y se anexionó en 1980, contraviniendo la legalidad internacional y donde los palestinos aspiran a establecer la sede de su futuro Estado.