(AP Photo/Rick Bowmer)

El presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó hoy la mayor reducción de tierras públicas protegidas en la historia de EEUU al recortar más de 9.200 kilómetros cuadrados dos parques en Utah.

Una medida alabada por los conservadores del estado y duramente condenada por ecologistas y tribus nativas.

En una visita a Salt Lake City (Utah), Trump ordenó menguar sustancialmente la superficie de dos monumentos nacionales -terrenos naturales protegidos por el Gobierno federal- que habían resguardado sus predecesores demócratas, Barack Obama (2009-2017) y Bill Clinton (1993-2001).