La Universidad Autónoma de México (UNAM), denunció hoy que el acopio, clasificación y distribución de los víveres recolectados se ha visto afectado por un grupo de personas que se sumó a las labores ayer y los acusó de ser opacos.

Ante estos hechos, informa el medio Sin embargo, la máxima casa de estudios se deslindó de los suministros a partir de hoy, puesto que afirmó que “la Universidad no está en condiciones de supervisar el destino de los suministros provenientes de la sociedad”.

En el Centro de Acopio del Estadio Olímpico Universitario fueron recibidas casi 900 toneladas de ayuda, mismas que se clasificaron y canalizaron, “con eficiencia y transparencia”, a las poblaciones más necesitadas de Morelos, Puebla, Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Estado de México y a 23 sitios de la Ciudad de México, informó la UNAM en un comunicado de prensa.

A su vez indicó que ayer por la noche un grupo de personas se sumó a las labores, que decenas de voluntarios venían realizando de días atrás. “Horas después, ese grupo simuló realizar una asamblea en el interior del estadio, en la que determinaron que nuestro personal de las direcciones general de Atención a la Comunidad, y de Servicios Generales y Movilidad abandonara el recinto, argumentando falta de transparencia en el destino de la ayuda”, denunció la institución educativa.

Elementos del Cuerpo de Protección Civil de la Universidad siguen en el estadio, pero las tareas de acopio, clasificación y distribución se han visto afectadas, según afirmó la UNAM.

Finalmente, Universidad informó que los montos de ayuda captados en el Centro de Acopio del Estadio Olímpico Universitario, así como de los sitios a los que fue canalizada, durante la semana del 20 al 26 de septiembre fueron en total 892.60 toneladas, y se realizaron 606 viajes.

(Con información de Sin Embargo)