El gobernador José Antonio Gali, afirmó que ante el asesinato del presidente municipal de Huitzilan de Serdán, la administración estatal llegará hasta las últimas consecuencias y se aplicará la ley contra los responsables.

Luego de asentar que mantiene acercamientos con los líderes del Movimiento Antorchista, el mandatario sostuvo que  como siempre estará privilegiando el estado de derecho y que la investigación se terminará hasta que se tenga a los responsables.

Hizo ver que desde la tarde del miércoles sostuvo una reunión con los dirigentes de Antorcha Campesina junto con el Secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, el Fiscal Victor Carrancá Bouvet y con el titular de Seguridad Pública, Jesús  Morales en donde se expusieron varias líneas de investigación y que en su momento saldrán a la luz pública.

El propio Gali Fayad lamentó la muerte del edil, pues señaló que además era su amigo, por lo que reiteró que este artero asesinato no quedará impune y mucho menos quedará archivado.