Donald Trump inicia su gestión con mano firme.

Prácticamente al terminar su juramento la página del gobierno de Trump (link aquí) se actualizó y dio a conocer los planes de trabajo prioritarios, aquí los puntos más relevantes:

  • Se terminarán regulaciones para combatir el cambio climático.

Para el nuevo gobierno las regulaciones que buscan proteger el ambiente son sinónimo de destrucciones de empleo y gastos económicos, por lo cual acabará con “regulaciones innecesarias y dañinas”. Las fuentes de energía prioritarias serán (o volverán a ser) el petróleo, el gas y el carbón, esto de acuerdo al plan deberá de generar millones de empleos e independencia energética de esta nación.

Estados Unidos es uno de los países que más emisiones de CO2 producen anualmente. REUTERS/Stringer
  • Buscar generar 25 millones de empleos.

Priorizará reformas fiscales que deberían de bajar los porcentajes de impuestos a todos los grupos, moratorias para no crear más regulaciones federales y renegociar tratos comerciales en beneficio de los estadounidenses.

  • NAFTA

Ha anunciado que se desentenderá el nuevo gobierno del TTP (un tratado de libre comercio entre  EU y 11 países, el cual aún no era aprobado) e insistió que el acuerdo comercial con México y Canadá deberá de ser renegociado de tal manera que sea conveniente para trabajadores estadounidenses de otra manera se retirará de dicho tratado. 

NAFTA (siglas en inglés) es el Tratado de Libre Comercio entre EU, México y Canadá (TLC siglas en español).

De ser así, se espera que impacte en nuestra ya frágil economía.

  • Más gasto militar y más intervenciones.

    AFP PHOTO / VYACHESLAV OSELEDKO

El ejército parece ser el pilar de la nueva administración. Y lo subraya el nuevo plan de trabajo: “nuestro dominio militar debe ser incuestionable”. Se aseguran operaciones militares en cualición y la tendencia a tener un ejército más operativo. Esto es parte de la promesa que hizo el nuevo presidente para derrotar al grupo extremista ISIS.

La manera o el tiempo que le tomará a su gestión tomar cartas en estos asuntos o que veamos cambios reales es incierto, pero no cabe duda que el nuevo presidente pretende mantener su palabra respecto a lo que prometió durante la campaña.

(Con información de Univisión)