En su desesperación por ver que sus días está contados en las dirigencia estatal del PRD, Socorro Quezada Tiempo, sin recato alguno, se ha dedicado a atacar de manera soez a la militancia del Sol Azteca a través de múltiples publicaciones en sus redes sociales.

Sabemos que la también diputada local –y me consta- promueve a ultranza la defensa de violencia política. ¿Entonces? por qué esa incongruencia evidente para agredir de manera sistemática a la gente, sea quien sea, y ello, solo a través del uso de un dispositivo celular.

Ejemplos hay muchos. Pero hay uno en particular. Con unas aberrantes faltas de ortografía, esto es lo que publicó recientemente en su muro de Facebook la aún perredista:

“Ahora si (sic..) me dirijo al gato del gato del gato del ex gobernador. Aquí te dejo mas (sic) pruebas supervivientes “señor” abogado pa que sigas (sic) Literal CHINGANDO en la Jurisdiccional Pedazo de animal¡¡¡¡ Jijijiji. Hora (sic) si extralimite (sic) contra eses (sic) super (sic) gato. Y perdón a los gatos y a los animales.

Hasta aquí la cita de la ejemplar combatiente de la violencia política.

Por cierto, la propia Socorro no puede ocultar donde está su corazoncito. La primera reunión del Observatorio Ciudadano por la Igualdad de Género en Puebla, será ¿dónde cree?…sí, en las oficinas de Morena, cuando el tema debe ser manejado de manera institucional.

¿O piensa que la directora del Instituto Poblano de la Mujer se irá a meter ahí?, no lo creo.

Las maletas de Socorro Quezada están listas y ya tienen destino: Morena. ¡A dónde más!, al tiempo.