Asgardia es un proyecto que se presento en octubre de de 2016. Un experimento científico, tecnológico y legal cuyo líder, el nanocientífico ruso Igor Ashurbeyli, prometió iniciar en 2017 con la salida de la exosfera de un primer satélite en 2017, y la promesa ha sido cumplida, pero ¿qué sabemos de este proyecto tan peculiar?

El primer paso ya en el aire

Asgardia no implica irnos, sino llevarnos mejor y defender lo que aún nos queda de planeta habitable ante asteroides, basura espacial y otros peligros.

¿Cómo? Con una red de satélites que represente una nueva nación con su marco legal, jurídico y su censo, facilitando el solicitar la nacionalidad desde su web y con la meta de que Naciones Unidas les dé el estatus de nación.

Los satélites serán la parte tecnológica, lo tangible de Asgardia. Pero… ¿Una nación con satélites y sin personas?

Confused Winona Ryder GIF by SAG Awards - Find & Share on GIPHY

Más o menos, porque habitantes hay aunque de manera digital y cada uno en su casa. Ya repasamos los tres pilares de Asgardia al hablar de ella y los satélites serán la parte tecnológica, lo tangible de una idea con base filosófica, social y política. Veamos qué lleva este primer satélite.

ASGARDIA-1

Asgardia-1 es el nombre de esta primera unidad que despegaba el sábado 11 de noviembre desde las instalaciones Wallops Flight Facility de la NASA (en Virginia, Estados Unidos).

Dentro lleva la constitución, los datos de los ciudadanos y por supuesto la bandera serán parte de esos 18.000 archivos que el satélite pondrá en órbita próximamente (los primeros 100.000 habitantes tenían la oportunidad de enviar 500 KB al espacio de manera gratuita).

El satélite es, en realidad, un microsatélite. Un pequeño cubo (cabría en una mochila) que irá junto a otros 13 microsatélites en la nave Orbital ATK Cygnus hacia la Estación Espacial Internacional (ISS), y que será eyectado en aproximadamente un mes cuando la nave alcance una mayor altitud y pueda lanzarlos.

Asgardia 01
Encajando el microsatélite de Asgardia en el módulo del Orbital ATK.

Y el objetivo es que esta parte técnica se amplíe a una flota de satélitesque permita monitorizar las amenazas de objetos espaciales así como la propia Tierra.

El artículo 25 del texto legal se refiere de hecho a la flota espacial de Asgardia, aunque no se refleja ningún plazo ni se concreta el número de plataformas y satélites que serán necesarios para cumplir esta misión de vigilancia y protección, y refiriéndose a una “constelación de satélites en órbita”.

EL REINO ESPACIAL SE EXPANDE

Consultando la web del “reino espacial”, de momento hay 133.395 ciudadanos. Como comentábamos, en principio la línea de 100.000 ciudadanos iba a ser el mínimo para solicitar ser reconocidos como nación por la ONU, aunque de momento esto no ha ocurrido.

El progreso tecnológico hace que vayamos superando obstáculos y allanando el camino, en ocasiones hasta plantearnos ideas como las de crear una nación espacial.

Lejos de las ideas de irnos a vivir a Marte o a la Luna, la idea de Asgardia es promover la paz y la defensa de la Tierra ante ciertas amenazas, y al parecer empezará a ser una realidad con este primer satélite que han lanzado.