//Hilda Ríos/Agencia Enfoque//

Si bien en el 2017 en Puebla se registraron 32 muertes maternas, cifra que representa un 28 por ciento menos que en 2016, año que reportó 45 decesos de mujeres durante el embarazo, el parto o el posparto, hasta el momento la Secretaría de Salud del estado, ha recibido dos recomendaciones por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), relacionadas con violencia obstétrica.

Arely Sánchez Negrete, titular de la dependencia, explicó que una de ellas –recomendación- está relacionada con brindar capacitaciones y sensibilización a todo el personal de salud para brindar servicio de calidad a todas las embarazadas que ya fue atendida y avalada, mientras que la segunda es para bridarle seguimiento a estas acciones, que aún están por recibir respuesta de la CNDH.

Del mismo modo, afirmó que hoy día, Puebla se encuentra en el noveno lugar a nivel nacional por la cifra de muertes maternas que reportó, sin embargo se hace un esfuerzo para que en el sector salud se atiendan a todas las mujeres gestantes, aunque tengan otro servicio médico.

No dejó de mencionar que se tiene el registro de 15 muertes maternas en el sector salud, 3 en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 5 en instituciones privadas, 2 en otros estados pero que residen en Puebla y 7 que perdieron la vida en el traslado a un hospital.