La inseguridad y la delincuencia en el municipio de Teziutlán, rebasan ya todos los índices, a pesar de las cifras oficiales, ya nadie se salva.

Los cristalazos, el robo de autopartes, a trauséntes, a tiendas y locales de todo género, se han disparado de manera considerable en esta región de la entidad poblana.

Ya nadie se salva, y ahora la víctima fue la diputada local suplente del Partido Acción Nacional (PAN), Marilyn Ballesteros García, quien dejó su camioeta estacionada en el centro de la ciudad concretamente en la calle Abasolo, cuando alrededor de las 3:30 se dió cuenta de que unos de los cristales de su vehículo estaba estrellado y varias de sus pertenencias habían desaparecido.

Ante este incidente, la legisladora local  se  presentó ante el Ministerio Público (MP), para presentar la denuncia correspondiente, en contra de quien o quienes resulten responsables.

De esta manera, este lunes Ballesteros García acudió a las oficinas de la  agencia del Ministerio Público Investigadora del Primer Turno del Distrito Judicial de Teziutlán, de la Fiscalía General del Estado de Puebla, en donde quedó asentada la denuncia DCI 903/2017/TEZ/CNPP/1, por el delito de robo al interior de vehículo.

Un robo, un acto delictivo y una denuncia más, engrosan las estadísticas delincuenciales en “Perla de la Sierra”, que desde el inicio del presente año se han incrementado de manera considerable, bajo la complasencia de las autoridades.