Los equipos de salvamento de Taiwán, que trabajan en medio de una ola de frío y repetidas réplicas, han logrado rescatar hoy a 50 personas que permanecían atrapadas tras el terremoto de 6,4 grados en la escala Richter que sacudió la isla el pasado martes, por lo que ahora quedan ocho personas desaparecidas.

En las últimas horas y apremiados por el peligro de que nuevos temblores puedan causar más derrumbamientos y muertes, los equipos taiwaneses, con el apoyo de expertos japoneses y militares, han rescatado a decenas de personas que se encontraban atrapadas en edificios dañados o parcialmente derrumbados, informa EFE.