La Catedral de la Ciudad de México, uno de los templos más grades en la capital, será reforzado tras sufrir daños en los campanarios por el sismo de magnitud 7.1 en septiembre, informó este jueves un vocero de la iglesia.

“Las torres tienen algunos daños estructurales. Sin embargo, es posible apuntalarlas desde el interior”, dijo a radio Fórmula Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de México. Las reparaciones correrán a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

“No hay necesidad de cerrar la Catedral”, añadió Valdemar, al explicar que se siguen haciendo sonar las campanas de manera habitual, aunque por seguridad se suspenden las visitas al campanario.

Esta no será la primera vez que se restaura el recinto. En la década de 1960 se registró un incendio que causó severos daños a la Catedral.

(Con información de Expansión)