Marcos Gutiérrez Barrón, académico de la Facultad de Economía de la Universidad Popular Autónoma del estado de Puebla (Upaep), afirmó que los daños en la infraestructura ocasionados por el sismo del 19 de septiembre afectarán entre el 0.5 y el 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en Puebla.

Sostuvo que este siniestro podría llevar a la entidad a recuperar sus finanzas hasta en un lapso de 8 años y reveló también que de acuerdo al INEGI, el 16.1 por ciento de los más de 339 mil comercios poblanos ha sufrido afectaciones tras el temblor, los cuales  tendrán  perjuicios que repercutirán en ajustes de plantilla laboral y en consecuencia, su economía.

En cuanto a las estrategias de recuperación en las que debe incurrir el Gobierno Federal, el especialista citó en primera  instancia un programa de reactivación económica, la cual de vida nuevamente a la actividad comercial, y más aún al ver lo efectos que tuvo el sismo en Puebla, como es el caso del Centro Histórico, donde fueron afectados los restaurantes, la hotelería y en general el turismo, a través de un programa estratégico bien establecido.

También, la revisión de los estándares de construcción, donde se deberá ver cómo se construye en nuestro país y no solamente en las manchas urbanas, sino también en los municipios del interior, es decir, que sean condiciones de construcción de acuerdo a las tradiciones y a las propias necesidades de cada comunidad.

Por último, la revisión de las políticas pluviales, toda vez que el suelo se ha visto sumamente afectado por la pérdida de agua, lo que ha provocado una serie de problemas muy serios para el país.