Derivado de la intensificación de operativos a los establecimientos, medida que busca inhibir abusos en los precios hacia al público consumidor, la Profeco en Puebla determinó sancionar a un total de 34 tortillerías por incurrir en incrementos injustificados, reveló Alejandro García Mendoza, delegado de la Procuraduría.

El funcionario justificó la colocación de estos sellos, pues estos establecimiento venían vendiendo el producto hasta en 19 pesos, por lo que se hizo necesario que exhibieran las  facturas que respaldaran que el costo de los insumos de producción los llevaron a elevar sus costos, hecho que no sucedió.

Aclaró que estos cierres corresponden a medidas precautorias, es decir, se trata únicamente de una suspensión de la actividad comercial, tanto por abusar en el precio, como por no entregar el kilo completo del producto.

Reiteró que en tanto los propios propietarios no presenten la documentación correspondiente, estos negocios permanecerán cerrados y en caso que no logren justificar el encarecimiento del precio de la tortilla se harán acreedores a una multa que incluso podría alcanzar el millón de pesos, dependiendo de la gravedad de la falta.