No lleva ni un día en tierras mexicanas y el primer ministro de Canadá  ha vuelto a conquistar nuestros corazones.

En sus primeras horas, después de llegar al aeropuerto, acudió al centro de acopio de la Cruz Roja localizado en Polanco a empaquetar despensas para los daminificados por los sismos.

Y también acudió a una ceremonia en el Parque de Chapultepec:

Para el resto del día de hoy se tiene en la agenda una reunión privada con sociedad civil y  más tarde será recibido por el presidente Enrique Peña Nieto.

Lo que queda claro es que el mandatario más carismático de América nos mantendrá informados, ya que desde el momento en el que llegó a mantenido al tanto a sus seguidores -y admiradoras- de su visita por México: