(AP Foto/dpa, Soeren Stache, Archivo)

Las acciones de Twitter subían 17% a 31,51 dólares durante la jornada en Wall Street, luego de que la compañía con sede en San Francisco indicó que obtuvo ganancias por 91 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2017, su primer balance positivo desde que salió a la bolsa en 2013.

Los ingresos aumentaron 2% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta 732 millones de dólares, mejor de lo esperado.

Ese desempeño “muestra que Twitter tiene poder para quedarse”, algo de lo que “mucha gente ha tenido dudas por muchos años”, dijo Jennifer Grygiel, profesora de la Universidad de Syracuse.

Twitter cautiva a celebridades, periodistas y políticos -es el medio favorito de Donald Trump-, pero no ha logrado tener el atractivo masivo de Facebook y otras plataformas sociales, lo que ha estropeado su habilidad para obtener ingresos publicitarios.

La rentabilidad marca un hito para la red social, que sistemáticamente ha perdido dinero desde que entró en bolsa, provocando especulaciones sobre la necesidad de vender la compañía para que sobreviviera.

El presidente del Consejo de Administración de la compañía, Jack Dorsey, se congratuló por “un final de año sólido” y se dijo “confiado de nuestro camino por delante”.

La red ha intensificado sus esfuerzos para ampliar su base de usuarios y el nivel de interacción, asociándose con medios y organizadores de eventos socioculturales para transmitirlos en directo en streaming y duplicando el límite de caracteres en los tuits a 280.

Una red social sin igual

Al flexibilizar los limites, “se minimiza algo de la complejidad” de usar la plataforma y “de manera más importante permite a las personas ser más expresivas sobre lo que piensan”, dijo Dorsey en una teleconferencia.

Pero aún enfrenta desafíos. El número de usuarios activos mensuales creció 4% en un año a 330 millones, pero se estancó respecto al tercer trimestre de 2017 y fue menor a lo esperado por los analistas.

Aunque lejos de los 2.000 millones de usuarios de Facebook, Twitter dijo que su base diaria de usuarios activos, sobre la cual no ofreció números concretos, tuvo un crecimiento de dos dígitos.

Twitter, que como otras redes sociales está bajo la presión de congresistas y otros preocupados por la difusión de informaciones falsas, dijo también que ha tomado medidas para desmontar los “bots” (cuentas automáticas con identidades digitales falsas) y otros intentos de manipular su plataforma.

“Estamos comprometidos con hacer Twitter más seguro, y estamos aclarando nuestras políticas, mejorando nuestra capacidad para hacerlas cumplir y comunicándonos más claramente”, dijo la compañía en un tuit.

A inicios de este mes, el analista de BTIG Research Richard Greenfield elevó la perspectiva para Twitter, destacando que la gerencia ha “vuelto a enfocar la compañía hacia su producto central”.

La inteligencia artificial ha “hecho la experiencia de Twitter para el usuario más atractiva al mostrar los tuits que más le importan”, señaló.

Para Grygiel, a pesar de sus problemas en los últimos años, Twitter es una red social “sin igual”“Es realmente el servicio de noticias más rápido que hayamos visto”, señaló. “Los líderes de opinión y los adictos a las noticias van a Twitter por esa función de microblogging que no vemos en otras partes”.

(Con información de 24 matins)