El presidente de Polonia, Andrzej Duda, ha anunciado este martes por la televisión polaca que firmará el polémico proyecto de ley sobre el Holocausto que exime a su país de responsabilidades sobre la tragedia judía en Europa. La nueva norma prohíbe que se califique de “polacos” los campos de exterminio nazis instalados en este país eslavo durante la Segunda Guerra Mundial, informa la agencia TASS.

La firma del presidente es el último paso para la entrada en vigor de la ley. La semana pasada la Cámara Alta del Parlamento polaco aprobó el proyecto de ley con 57 votos a favor, 23 en contra y dos abstenciones.

La ley prevé penas de tres años de prisión para las personas, incluidos los extranjeros, que acusen contrariamente a los hechos a la nación o Estado polacos de su participación en los crímenes de la Alemania nazi.