Bajo el argumento de los avances registrados en materia de atracción de inversiones, políticas económicas, así como en la generación de empleos, los cuales han colocado a Puebla por arriba de la media nacional en estos rubros y pese a la creciente inseguridad que priva en la entidad, el sector franquicias avaló el primer año de la administración estatal del  gobernador José Antonio Gali.

De cara al primer informe de actividades del mandatario, Francisco Lobato Galindo, vicepresidente de la Red  Mexicana de Franquicias, hizo ver que incluso, 9 de cada 10 socios avalan la gestión de Gali Fayad.

En este tema, destacaron la llegada de la industria militar en el llamado ´elefante blanco´ ´La Célula´ en la zona de Libres-Oriental, el impulso al sector turístico, la generación de empleos y la política de transparencia que ha aplicado en los últimos meses.

Sin embargo, precisó que entre los temas pendientes que deja el mandatario en su primer año de gestión, sin duda, se cuenta la falta de una mayor efectividad para combatir la inseguridad, sobre todo delitos del fuero federal como el robo de combustible y el crimen organizado.

Ello, puntualizó, sin dejar de considerar la reducción de la pobreza, pues es evidente que persiste la brecha entre “ricos y pobres” en Puebla.