El Papa Francisco aceptó la renuncia del cardenal Norberto Rivera Carrera como arzobispo de la Ciudad de México, mientras el actual arzobispo de Tlalnepantla y también cardenal, Carlos Aguilar Retes, será quien lo suceda, indicaron fuentes eclesiásticas.

Aguiar trabajó con el papa cuando era el cardenal Jorge Mario Bergoglio en el Consejo Episcopal Latinoaméricano, donde ha ocupado puestos de dirección durante 15 años.

El Vaticano oficializó este jueves el nombramiento del cardenal Carlos Aguiar Retes como nuevo arzobispo de la Ciudad de México en sustitución de Norberto Rivera Carrera.

Sin esperar el anuncio oficial de la sala de prensa del Vaticano, que estaba previsto para el mediodía, la Radio Vaticana difundió un comunicado con el cual confirmó la aceptación del Papa a la renuncia por límite de edad presentada por Rivera el seis de junio pasado, cuando cumplió 75 años.

Rivera Carrera se encuentra estos días en Roma, donde cumple varias funciones en organismos de la Curia Romana. Dirige los destinos de la Arquidiócesis de México desde 1995, cuando fue nombrado en el puesto por el Papa Juan Pablo II. Antes se había desempeñado como obispo de Tehuacán, en el Estado de Puebla.

Según la praxis común del Vaticano, el nombramiento de un nuevo arzobispo se da mediante un comunicado oficial de la sala de prensa, generalmente al mediodía. La designación se vuelve oficial cuando es difundida por el diario L’Osservatore Romano.

¿QUIÉN ES CARLOS AGUILAR RETES?

Carlos Aguiar Retes, nacido el 9 de enero de 1950 en Tepic, Nayarit, fue ordenado sacerdote el 22 de abril de 1973. Entre 1978 y 1991 se desempeñó como rector del Seminario de Tepic, presidió la Organización de Seminarios Mexicanos.

El 28 de mayo de 1997 fue designado por el Papa Juan Pablo II como el tercer obispo de Texcoco, diócesis ubicada en el Estado de México. El 23 de mayo del año 2000 sucedió a otro obispo mexicano, Felipe Arizmendi, como secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).

En la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) ocupó el puesto de secretario (2004-2006) y presidente por dos periodos (2007-2009 y 2009-2012).

En 2007 Benedicto XVI lo designó miembro del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso del Vaticano y en 2009 lo envió a Tlalnepantla como arzobispo. Francisco lo integró a la Pontificia Comisión para América Latina.