El dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, sostuvo que el Revolucionario Institucional no pactará con morenovallismo de cara a la elección del 2018, y mostró su confianza en que el partido logrará la unidad entre la militancia que le permita  recuperar Casa Puebla.

“No tenemos pacto alguno, el único pacto que tenemos es con la sociedad para presentar las mejores propuestas a fin de merecer su participación, confianza, así como su voto”, señaló para salir al paso y descartar que el PRI vaya a entregar la elección al PAN el próximo año.

Cuestionado sobre las recurrentes quejas de la militancia, en el sentido de que el PRI no ha sabido ser oposición en Puebla, al ser complaciente ante el actuar de la presente y la anterior administración estatal, el propio Ochoa Reza justificó que su partido en los diversos espacios, incluyendo el Congreso del estado, ha sido “una  fuerza de oposición” crítica y responsable.

“El PRI en Puebla es un partido de oposición responsable porque sabemos que para que le vaya bien al PRI le tiene que ir primero a Puebla, estamos a favor de construir los elementos a partir de la crítica y autocrítica que permitan alcanzar el siguiente  nivel de desarrollo que se requiere aquí”.