Por una serie de fallas en torno a la entrega de prerrogativas, hecho que los llevará a una tercera ocasión para hacer la reasignación respectiva, Jorge Luis Blancarte, representante del partido Movimiento Ciudadano ante el Instituto Estatal Electoral, cuestionó el quehacer del Consejo General del IEE, así como de los magistrados que integran el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP).

Luego de que por enésima vez, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), les corrigiera la plana,  finalmente se dio la razón de muchas cosas que se habían sostenido desde enero de 2016, la principal es que era un  proceso electoral ordinario en Puebla tenía todas las características de ser especial único y no repetible en ninguna parte del país.

En este sentido, afirmó que la resolución que confronta a la propia Sala Superior del TEPJF, que tenía dos visiones que defendían dos garantías constitucionales consagradas en la ley o en la norma que son la garantía de seguridad jurídica consagrada a favor de Movimiento Ciudadano en donde no se respetaba el establecimiento de una circunstancia de hecho derivada por la propia autoridad que era la establecida en el acuerdo 12 tomada en el propio consejo general del IEE.

Abundó que la otra era la garantía de legalidad que tiene que ver con la aplicación tácita de la norma, y de estas la que prevaleció fue darles garantías a los gobernados en este caso Movimiento Ciudadano, de una situación de hecho generada por la propia autoridad electoral.

“Se metieron en camisa de 11 varas al resolver sobre cuestiones que no les correspondían, los propios integrantes del TEEP ordenaron un reparto malhecho, porque no solamente ordenaron quitar prerrogativas, sino que les habían faltado 40 millones de pesos, mismos que no sabían a donde habían quedado y al final reconocieron que se trató de un error”.