El cardenal Norberto Rivera Carrera emitió una carta de despedida, luego de que el Papa Francisco aceptó su renuncia presentada en junio pasado y en la misiva pide perdón por sus debilidades y omisiones.

En el documento difundido por el vocero de la Arquidiócesis Primada de México, Hugo Valdemar, Rivera Carrera subrayó: “Pido perdón a Dios por mis debilidades y omisiones. Al final de mis días espero encontrarme con mi salvador, rico en misericordia”.

“Me llevo la satisfacción de no haber permanecido mudo ante la violación de los derechos humanos y divinos de mi madre la Iglesia. Lamento si, por mi posición firme, alguien se sintió ofendido y lastimado, y una vez más pido humildemente perdón a quien, aun sin querer, haya ofendido”.

El pasado 6 de junio Norberto Rivera entregó su carta de renuncia en la nunciatura de la Ciudad de México, como lo marca el Código de Derecho Canónico al cumplir los 75 años de edad.