José Antonio Quintana Gómez, presidente de Coparmex en Puebla, aseguró que el organismo empresarial no está en contra de la Alerta de Género,sin embargo, sostuvo que antes de emitirla se deben tomar en cuenta las afectaciones sociales, económicas y políticas y  no tomar decisiones “aspirina”.

Luego de su pronunciamiento que hizo recientemente, en el sentido de que emisión de Alerta de Género en Puebla podría “espantar” a los inversionistas, a través de un extenso comunicado, reiteró que las decisiones “aspirina” solo sirven para calmar los problemas en un determinado tiempo.

Así, ponderó que las circunstancias que actualmente se viven “obligan” a exigir y a proponer soluciones de fondo, que “aunque duelan”, deben ser muy planeadas.

“La inseguridad que vivimos en nuestro país, en nuestro estado y en la zona metropolitana de Puebla es alarmante, no tiene precedentes, no podemos tapar el sol con un dedo, vemos con indignación y dolor los recientes asesinatos, donde han perdido la vida mujeres jóvenes inocentes, recriminamos enérgicamente a los culpables el haber interrumpido salvajemente el sueño de tantas y tantas vidas; vemos con frustración e impotencia que los hechos delictivos siguen sucediendo en nuestro alrededor, cada vez más frecuente, cada vez más cerca”.

Hizo ver que en Puebla, la sociedad no quiere “acostumbrarse” y permitir que éstos lamentables hechos se conviertan en parte de “nuestra normalidad”.