La NFL llegó a la determinación de suspender por un partido sin goce de sueldo al receptor JuJu Smith-Schuster y al profundo George Iloka por violaciones al reglamento de se seguridad en los partidos.

El jugador de los Pittsburgh Steelers y el de los Cincinnati Bengals propinaron golpes directos a la cabeza a jugadores indefensos, lo que derivó en castigos de 15 yardas y la posterior sanción de la liga.

Smith-Schuster bloqueó al apoyador Vontaze Burfict con un golpe que sacó a su rival del campo con una conmoción e Iloka castigó a Antonio Brown en la zona de anotación en el compromiso del Lunes por la Noche.

Jon Runyan, vicepresidente de operaciones de la liga, fue el encargado de repartir las suspensiones, mismas que podrán ser apeladas por ambos jugadores en los próximos tres días.

Derrick Brooks y James Trash serán los encargados de dar seguimiento al caso en cuestión.

(Con información de ESPN)