Despúes de cinco años, se logra una cría de panda en cautiverio.

Un ejemplar de panda gigante nació hoy en el zoo de Ueno de la capital japonesa, el primer nacimiento de esa especie vulnerable en este parque zoológico de Tokio en un lustro, según informó el centro a través de un comunicado.
La cría, de la que aún se desconoce su sexo, nació alrededor del mediodía hora local, en torno a una hora después de que la panda hembra, Shin Shin, rompiera su fuente, explica el texto.
Shin Shin había sido vista apareándose en varias ocasiones con el panda macho del zoo, Ri Ri, a finales de febrero, pero no fue hasta mediados de mayo cuando comenzó a mostrar signos que demostraban que podría estar embarazada, como falta de energía o pérdida de apetito.
La misma pareja, ambos de 11 años de edad y trasladados desde China en 2011, ya tuvo una cría en 2012, la primera de este zoo en 24 años, pero falleció de neumonía seis días después de nacer.
El panda gigante es una de las especies más vulnerables en el reino animal debido a la dificultad que tiene para reproducirse, un problema derivado de la pérdida de hábitat y la endogamia, y por el corto período fértil de las hembras, de unas 36 horas al año.
En septiembre de 2016 la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) retiró al oso panda de la lista de especies en peligro de extinción y lo catalogó como una especie “vulnerable” dentro de la clasificación de nueve niveles que establece.
En virtud de esta clasificación que mide el riesgo de desaparición de cada especie, “en peligro” es el cuarto escalón en gravedad, “vulnerable” es el quinto y “extinto” el primero. Según el último recuento de las autoridades de China, donde viven la mayoría de los pandas gigantes en libertad, el país tiene 1.864 pandas gigantes y 371 viven en cautividad en todo el mundo. (Con información de Emol.com).