Los aliados que se han sumado en los últimas meses al proyecto de Andrés Manuel López Obrador, tiene por decir lo menos, nerviosos a más de uno al partido en el poder en Puebla, sí el PAN, quien enfrascado ahora mismo en una lucha interna que no cesa, ve como Morena se fortalece de manera paulatina pero eficiente.

Barbosa, Manzanilla, Armenta y Bartlett, son tan solo algunas de las anclas de Morena de cara al 2018, personajes de peso que sin duda no solo promocionarán y cuidarán el voto, sino además, tendrán a su cargo una agenda mediática que le permita al partido de AMLO, posicionarse entre el electorado, particularmente entre aquel que dice estar cansado del bipartidismo.

El ataque al corazón al PAN está dirigido de inicio a 8 distritos electorales al interior del estado, aunque la “cereza en el pastel”, son los cuatro de la capital poblana y su zona conurbada, donde Rodrigo Abdala y otros cuadros, incluyendo a empresarios, académicos y militantes, así como de la sociedad civil, se harán cargo de este tarea.

“Cada comité son los ojos y los oídos de Morena en cada una de las secciones para ver cómo resolvemos los problemas, eso es lo principal”, dicen que es la enmienda que promocionan las huestes de López Obrador en Puebla, y para ello están trabajando.

Morena “irá por todas las canicas” y para ello tendrá representatividad electoral en los 217 municipios, incluyendo sus regidurías, así como los 15 distritos electorales federales y los 26 locales.

De hecho, son 2 mil 660 secciones en todo el estado, y por el momento ya tienen cubiertas más de 2 mil 400 secciones, nada mal a cuatro meses del inicio del proceso electoral en Puebla.

Tomando como ejemplo lo que les ha pasado en otras elecciones, caso concreto del Estado de México y Veracruz, Morena pondrá atención especial en los comités seccionales, los cuales son verificados y están debidamente auditados, a fin de evitar actos de “simulación”.

Tomando en cuenta que en el caso de las secciones, las 2 mil 600 están conformadas al menos por ocho personas,  se estima que podrían ser hasta 50 mil las personas de Morena las que podrían estar involucradas en el proceso electoral, número que créame, le empiezan a preocupar al PAN.

La estrategia para “darle en el corazón” al PAN está en marcha…a ver si les alcanza.