Durante el día, el gobernador de PueblaAntonio Gali Fayad, y sus acompañantes, repartieron tarjetas con el rótulo “Coordinación de Atención Ciudadana del Ejecutivo del Estado” y dijeron que “pronto” comenzará la demolición de las casas que son un riesgo en Metepec.

Sin embargo, a nadie le detallaron cuándo ni cómo se realizará la reconstrucción de las viviendas ni quién será el funcionario estatal que le dará seguimiento al tema, solo les entregaron las tarjetas y les dijeron “hablen a esos teléfonos”.

Un funcionario de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) que hizo la revisión a las casas del centro de la localidad cuenta que la reconstrucción correrá a cargo de esta dependencia, pero que es un trabajo “a varias fases”, y que como los recursos se tomarán del Fonden (Fondo de Desastres Naturales) puede llevar de seis meses a un año.

 

El estimado final de daños en esa localidad es de 25 casas colapsadas, 320 que tienen daños mayores y 55 con daños menores, es decir, cerca del 70 por ciento de la ciudad sufrió algún tipo de impacto tras el sismo.

A media mañana del miércoles 20 de septiembre, Gali Fayad declaró a medios que tenían un reporte de 1,700 viviendas dañadas en Puebla que tendrán que ser demolidas (esta declaración la realizó antes del recorrido que hizo por el estado, pero hasta el momento la información no ha sido actualizada a medios).

En Metepec el problema no son los víveres. Por las calles se pueden ver a jóvenes que reparten a los vecinos tortas y sándwiches, botellas de agua y refrescos. Otros vecinos menos afectados hacen arroz para repartir. En la plaza central de la comunidad hay centros de acopio y atención médica.

“La recuperación será lenta”, dice un rescatista de la Cruz Roja que desde el puesto de atención mira a la gente formada para recibir una despensa o unas botellas de agua.

La ayuda ciudadana ha sido enorme, la respuesta institucional lenta.

En un boletín, la Secretaría de Gobernación declaró una Emergencia Extraordinaria para 132 municipios poblanos, esto es el 51 por ciento del estado de Puebla.

(Con información de Animal Político)