Carlos Martínez Amador, presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRD en Puebla, rechazó que dentro de los acuerdos del Consejo Ejecutivo Estatal (CEE) se hayan definido las candidaturas que pretende el partido, en caso de la conformación del Frente Ciudadano por México.

En este sentido, el líder perredista estimó que las declaraciones sobre las más de 63 postulaciones que pidió Dulce María Arias, delegada del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), para el Sol Azteca en caso de concretarse el Frente, incluyendo 56 presidencias municipales y la segunda posición en el Senado de la República, fueron a título personal.

También fue claro al señalar que no existe una ruptura entre la dirigencia estatal y el CEN en representación de Dulce María Arias, pues si bien no se han hablado sobre estas decisiones, mostró su confianza en que habrá finalmente acuerdos entre ambas partes, por cuestiones de respeto a la institucionalidad.

Del mismo modo, Martínez Amador, desmintió que se pueda impulsar la candidatura del ex edil panista Eduardo Rivera Pérez a la gubernatura de Puebla, toda vez  que este tema no se ha tratado en Consejo Ejecutivo Estatal, y en su caso buscarían otros perfiles perredistas y no precisamente panistas en caso de no ir con el Frente.

En este sentido, sostuvo que el Sol Azteca en primera instancia trabajará en la construcción de un proyecto político de cara al proceso electoral 2018, antes de poder definir las candidaturas.

Por último, el presidente del CDE del PRD advirtió que finalmente si hay un acuerdo  por parte del Frente Ciudadano por México y sale un perfil panista, su partido lo apoyará, sin embargo, fue claro advertir que lo que no pueden hacer desde, es impulsarlo desde ahora sin una previa consulta.