Después de semanas de intensas negociaciones con la cúpula panista encabezada por su virtual candidato presidencial Ricardo Anaya, y con la venia de la oligarquía en México, incluyendo Los Pinos, la tarde del pasado lunes ´se planchó´ lo que hasta hace muy poco lucía realmente imposible: Martha Erika Alonso y Eduardo Rivera Pérez, serán los candidatos del PAN a la gubernatura y la presidencia municipal de Puebla, respectivamente

Así como lo lee, está será la dupla que buscará que el panismo, mejor dicho el morenovallismo, busque seguir llevando las riendas de este estado en los próximos seis años, o más…

Atrás quedaron las viejas afrentas y odios. Atrás quedaron las amenazas y las denostaciones mutuas. Atrás quedaron los intereses particulares. Lo vital, dicen, era encontrar la conciliación al precio que fuera, incluso, con Rivera en la boleta.

Fuentes cercanas a este reportero, confirman que la clave para este acuerdo político, fue la interlocución que llevó a cabo un connotado personaje: José Antonio Gali Fayad, sí, el mismísimo gobernador poblano, quien pudo tender los ´puentes fracturados´ entre Ricardo Anaya y el ex gobernador Rafael Moreno Valle.

Ya lo decíamos en este mismo espacio, Moreno Valle no iba a ceder la plaza de Puebla por nada. Martha Erika, su esposa, tenía que estar contemplada en esta negociación con el panismo nacional.

Sin embargo, el pago de factura para el grupo en el poder fue costoso, pues tendrán que ceder al Yunque la capital poblana, sí, la cuarta ciudad más importante del país.

Ahora, además de la ´operación cicatriz´ entre ambos bandos panistas, se planeará la estrategia electoral para que el llamado moreno-galicismo siga en el poder.

En esta inercia, también surgen las interrogantes.

¿Qué papel jugará el PRI ante la nominación de esta dupla?…¿Moreno Valle afianzará su alianza con Meade?…¿Eduardo Rivera podrá tener la certeza plena de que no será traicionado?…¿Morena tendrá la capacidad de revertir el embate que ya se fragua desde Los Pinos y el Gobierno del Estado?…¿Doger aceptaría competir bajo este escenario?

Todas estas dudas se empezarán a disipar a partir de la próxima semana, cuando del PRI salga ´humo blanco´. En tanto, lo inimaginable en breve se habrá de confirmar. Martha Erika Alonso de Moreno Valle y Eduardo Rivera, irán de la mano en la contienda electoral. Ver para creer.