De la mano de Kevin Durant, se impusieron 129-120 en el quinto juego de las finales ante Cleveland Cavaliers.

Con 39 puntos del astro Kevin Durant y 34 de Stephen Curry, los Golden State Warriors vencieron este lunes a los Cleveland Cavaliers 129-120 para alzar la corona en la final de la NBA al llevarse la serie por 4-1.

Esta fue la quinta corona en la historia de la franquicia y la segunda en tres años.

Golden State conquistó la serie al mejor de siete por 4-1, reclamando el trono que perdieron ante los Cavaliers hace un año y completó una carrera de 16-1 a través de los playoffs, el mejor porcentaje de victorias de un campeón en la historia de la NBA. (Con información de Medio Tiempo).