Apple ha anunciado el nuevo iPhone X Edition, el modelo que cambia completamente el diseño de la familia de los iPhones, 10 años después del primer iPhone.


Ficha técnica del iPhone X

Nos encontramos con numerosas novedades, giros y cambios respecto a las bases que Apple había mantenido para el iPhone en estos diez años.

Las mayores novedades las encontramos en la pantalla y el diseño, a partir de esto también cambia la manera en que Apple pretende que sea el User Xperience con el smartphone.

Un iPhone sin marcos

Hoy en día el diseño de un smartphone tiene que ver casi todo con la pantalla. El iPhone se había resistido a esa corriente renovadora y revolucionaria hasta este nuevo iPhone X.

El nuevo iPhone X se une a Samsung o LG en la línea de diseño de smartphones donde todo el frontal es pantalla.

El diseño del iPhone X se mueve alrededor de una pantalla de 5,8 pulgadas que curiosamente da lugar a un iPhone de menos altura (143 mm) y más manejable que el iPhone 8 Plus con menos diagonal. A destacar el ancho de 70 mm, y el grosor, inferior a los 8 mm.

Esto que parecía impensable en un iPhone se produce por la eliminación completa de los marcos. Todo el frontal del iPhone X es su pantalla, y el cambio respecto a modelos de iPhone anteriores es enorme si nos fijamos en los marcos superior e inferior. A tener en cuenta el diseño en forma de solapa de la pantalla en la parte superior, peculiaridad que tendrá sus pros y contras en relación con las aplicaciones y el sistema operativo.

El acabado del iPhone X es en cristal, tanto para el frontal como en la trasera, y lleva protección contra agua y polvo.

Llega la tecnología OLED

Para lograr esta ocupación total del frontal por parte de la pantalla, Apple se ha pasado a la tecnología OLED. Este cambio es bastante relevante en tanto que la tecnología IPS y concretamente el panel del iPhone ha sido durante estos años la referencia en términos de fidelidad y calidad.

La nueva pantalla: Super Retina Display, y cuenta con una resolución: 2436 x 1125 píxeles para una densidad de píxeles de 458 ppp. Tiene 3D Touch, es HDR y compatible con Dolby Vision y HDR10.


Adiós al botón de inicio y el Touch ID

Ocupar todo el frontal del smartphone con la pantalla lleva asociados sacrificios y cambios muy importantes. En el iPhone X desaparece el botón de inicio como tal y el control del terminal se basa en gestos para el control de pantallas, opciones y diferentes acciones en la interfaz de iOS 11.

El sensor facial o Face ID

Son sensores de infrarrojos para detectar nuestra cara desde diferentes ángulos e incluso con rasgos parcialmente ocultos. Según Apple, el reconocimiento es en 3D, lo que evitaría que una simple fotografía o máscara se usará para desbloquear el terminal.

Esta es tecnología integrada en el nuevo chip A11 y será capaz incluso de identificar rostros con gafas. La identificación Face ID funcionará también integrada por terceros.


Más potencia y batería con carga inalámbrica

El iPhone nuevo disfrutará del procesador A11 Bionic, un modelo desarrollado completamente por Apple y que cuenta con seis núcleos. Este procesador iría acompañado de 3GB de memoria RAM y una GPU que por primera vez también ha sido creada por Apple completamente.

Respecto a la batería, el iPhone X dio un paso adelante en un apartado donde en ciertos aspectos Apple se había quedado muy atrás. Se espera ver mejoría en la autonomía gracias al uso de la tecnología OLED en la pantalla, así como por la mayor capacidad de la batería. Apple ha realizado algo parecido a lo que vimos en su Macbook y ha aprovechado cada hueco disponible en el interior del iPhone X para colocar celdas de la batería.

Más importante será ver la llegada de la carga inalámbrica al iPhone X, así como una esperada carga rápida que dejaba en ridículo al iPhone frente a sus rivales.


La cámara del iPhone X

Aunque en este iPhone X la atención se la lleva la pantalla y el cambio de diseño, no podemos nunca olvidarnos de lo que ha sido durante años un motivo de compra.

La cámara del iPhone X vuelve a ser de tipo doble y potenciando o destacando el modo retrato. Son 2 sensores de 12 megapíxeles, de más tamaño para mejorar los resultados en condiciones de poca luz, y que será capaz de grabar vídeo 4K a 60fps,  y contará con un modo de cámara lenta a 240fps con calidad 1080p.

La apertura de las cámaras es de f/1.8 y f/2.8, con diferentes distancias focales para conseguir el zoom 2X. La estabilización óptica alcanza a las dos cámaras, así como el uso de un flash de 4 LEDs y próximamente tendrá un modo retrato mejorado.

La cámara secundaria, que sube su resolución a 7 MP y añade modo de retrato. Apple se ha dado cuenta de la importancia de esta cámara para selfies.


ANIMOJI

Son emoticones que controlas con los movimientos de tu cara y puedes usarlos dentro de iMessages, gracias a la misma tecnología de reconocimiento facial.

El equipo de 64GB tendrá un costo de $23,499MN*, se preordena a partir del 27 de octubre y se podrá comprar el 3 de noviembre. También habrá una versión de 256GB tendrá un costo de $26,999MN*.

*Los costos pueden variar dependiendo del cambio del dólar, respecto al peso mexicano.* 


iPhone 8

Los iPhone 8 y iPhone 8 Plus tienen el mismo diseño que el iPhone 7 pero el cuerpo de cristal. Este modelo estará disponible en plateado, gris y un rosa dorado.

Entre sus características son resistentes al agua, las bocinas suenan un 25% más fuerte que su predecesor y tendrán el nuevo chip A11.

Es la más resistente de todos los smartphones, ya que cuentan con certificación de resistencia al polvo y al agua.

El iPhone 8 Plus cuenta con dos nuevas cámaras de 12 MP, además tiene una función llamada portrait lighting para efectos de luz.

El iPhone 8 y iPhone 8 Plus se cargan de forma inalámbrica, con Qi standard, lo que le da la capacidad de cargarse en diversos espacios públicos.

Los equipos estarán disponibles en tiendas desde el 22 de septiembre, con un costo de $18,999 y $22,499 MN. En tanto que el iOS 11, estará disponible para descarga el 15 de septiembre.

*Los costos pueden variar dependiendo del cambio del dólar, respecto al peso mexicano.*