Después de una larga y acalorada sesión que de prolongo durante varias horas, incluyendo un receso de poco menos de dos horas, y con desencuentros entre legisladores de diversas fracciones parlamentarias, el Congreso local aprobó con modificaciones la iniciativa del ejecutivo para reformar la Ley de Transporte en lo referente al servicio ejecutivo y se quitó el requisito para los conductores de tramitar la licencia mercantil.

En el desarrollo de la sesión, la reforma de Ley fue aprobada por mayoría y en donde se señala que las empresas deberán transparentar el padrón de choferes de unidades del transporte ejecutivo y  se convertirán en responsables solidarios ante algún accidente o situación ilícita en la que incurran para responder ante los afectados.

“La Secretaría deberá ser informada de manera mensual respecto al nombre y datos personales de los conductores o choferes respecto a la prestación del servicio público de transporte ejecutivo y mercantil”.

Además, se ratificó que el pago del servicio contratado a través de una aplicación móvil deberá realizarse únicamente con medios electrónicos abriendo la posibilidad que pueda realizarse un prepago, pero esto dependerá de cada empresa.

Otro de los ajustes que se realizarán a este ordenamiento local será que el usuario podrá compartir-en tiempo real-con algún familiar o conocido su ubicación  y recorrido de estas unidades para tener la certeza que llegarán con bien a su destino.

“Se permitirá a la Secretaría el acceso a la información de teléfonos inteligentes, sistemas de posicionamiento satelital y otras herramientas tecnológicas que se utilicen para la prestación del servicio y su alteración causará su cancelación”.

Al término de la sesión, Jorge Aguilar Chedraui, líder del Legislativo, sostuvo que hubo diálogo para sacar la iniciativa y lo importante es que se reforzará la seguridad para los usuarios del transporte ejecutivo y también negó que se haya cedido a presiones por parte de la empresa Uber indicó que se privilegió el diálogo con todos los actores.