Miguel Ángel Arroyo

Mientras el edil panista de Teziutlán, Antonio Vázquez, sigue haciendo de las suyas en ese municipio, dado que lo mismo pretende despojar de sus propiedades a pobladores que adeudan el impuesto predial, también quita participaciones a las juntas auxiliares solo porque así le viene en gana, su “delfín” (por decir lo menos…), la diputada local Corona Salazar, recurre a la mentira para alcanzar la candidatura a la presidencia municipal.

La ambición de la legisladora no tiene pierde. Argumentar que nació en Teziutlán, cuando su cuna es Xiutetelco es parte de esta estrategia llena de falsedades, las cuales son solapadas por el actual edil.

Este medio tuvo acceso al acta de nacimiento de la señora Corona, médico de profesión, sí, la sexta de 12 hermanos, quien nació y está registrada en Xiutetelco. ¿Por qué miente?…simple: su ambición por ser edil de Teziutlán, y seguir la inercia de prebendas que da el poder.

Presidenta municipal de Xiutetelco en el periodo de 2011-2014, Corona Salazar no tiene recato en asegurar que la Ley no le impide ser edil en Teziutlán.

“Los ojos de la ciudadanía y de la prensa, de los medios y de los demás actores políticos, son los que me están poniendo en ese escenario y en el 2018 cabría la posibilidad de ello”, habría justificado apenas la diputada, quien ya ha sido evidenciada en múltiples ocasiones por sus excesos, como la llamada “Casa Blanca” que posee en el fraccionamiento “Los Cipreses” en Teziutlán y cuyo valor rondaría los 10 millones de pesos.

Ello, sin dejar de considerar la compra de un terreno en el barrio de Xoloco en el mismo municipio, donde opera su casa de gestión, el cual tiene un valor de 5 millones de pesos.

Por favor, que alguien le diga a Corona Salazar que otra vez miente. El único que la impulsa y pretende poner en el escenario electoral, es el propio Antonio Vázquez, nadie más.

Ya fracasó en su intento de ser la candidata federal por el PAN en el 2015 por el distrito de Teziutlán, sabedora que su capital político no le da para buscarla otra vez, quiere ahora la presidencia municipal, faltaba más, y peor aún, de una localidad en donde NO nació.

Sin duda al momento de las definiciones, la dirigencia estatal del PAN habrá de tomar en cuenta toda esa serie de antecedentes. De por sí la genta está hasta la madre de los políticos como Antonio Vázquez, para que ahora mismo quiera imponer a su candidata. A ver si le siguen creyendo sus mentiras…