Si bien la deuda pública en Puebla hoy día alcanza una suma global de poco más de 7 mil 098 millones de pesos, durante el primer año de gobierno de Antonio Gali, además de no haberse adquirido más compromisos financieros, se registró una disminución en términos reales del 8.8 por ciento, afirmó Enrique Robledo, titular de la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA).

Sostuvo que Puebla se encuentra ´semáforo verde´, es decir dentro de las siete entidades que cumplen con sus obligaciones en tiempo y forma de acuerdo a la SHCP y sostuvo que no se contrajo deuda para ningún proyecto y la reconstrucción por el sismo.

En su comparecencia ante los legisladores locales, afirmó que al inicio de la administración la deuda que heredó hasta 31 de enero de 2017 fue de 8 mil 222 millones 196 mil pesos; sin embargo, debido al cumplimiento en tiempo y forma de las obligaciones al 31 de diciembre del mismo año se logró una reducción nominal de 2.8 por ciento y 8.8 por ciento en términos reales.

Hizo ver que de febrero a diciembre de 2017, se pagaron 580 millones 315 mil pesos, de los cuales 99 millones 167 mil pesos fueron a pago a capital y 481 millones de intereses, mientras que la deuda pública del estado directa es de 5 mil 414 millones 777 mil pesos; la deuda de contingente por contratación de prestitos suman a mil 790 millones 455 mil pesos.