El fiscal general del estado de Nueva York, Eric T. Schneiderman, ha presentado este domingo una demanda contra la compañía Weinstein y sus gestores, los hermanos Harvey y Robert Weinstein, por “flagrantes violaciones” de la legislación neoyorquina en materia de derechos civiles, derechos humanos y el derecho empresarial.

Schneiderman acusa a Harvey Weinstein de maltrato de los empleados y recoge en la demanda testimonios acerca de acosos sexuales, intimidación y discriminación de quienes trabajaron con él durante entre 2005 y octubre de 2017, aproximadamente.

La demanda actual pretende obstaculizar la venta de la compañía Weinstain, que podría dejar a las víctimas del famoso cineasta sin indemnizaciones por el comportamiento indebido de Harvey Weinstein, informa RT.