-MIGUEL ÁNGEL ARROYO

Sin duda en las más recientes elecciones, el neopanismo que representa a Acción Nacional en Puebla, ha ponderado la “poblanidad” de su candidato en los procesos electorales, y si no, pregúntele la tunda que le dieron primero al “chiapaneco” Javier López Zavala, después a Enrique Agüera Ibáñez, oriundo de Poza Rica, Veracruz y posteriormente a Blanca Alcalá, quien nació en la vecina Tlaxcala.

Lo anterior, viene a colación, por una simple y sencilla razón: David Villanueva Lomelí, hoy titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), quiere ser candidato a presidente municipal, pero tiene un pero…nació en Guadalajara, Jalisco.

Francamente desconocemos si el yerno consentido de Melquiades Morales Flores, tenga ya la ciudadanía poblana, pero algo si le podemos decir, ese tema le generará “golpeteo” en sus aspiraciones, y peor aún, será “fuego amigo”.

El auditor sabe que al menos por ahora, el nivel de conocimiento que tiene el electorado de su persona, está muy por abajo en comparación con el que ostentan actualmente Jorge Aguilar Chedraui y Mario Riestra Piña, líder del Congreso del estado y secretario general del ayuntamiento, respectivamente, quienes llevan mano en la contienda interna del morenovallismo.

Por ello, el yerno del hoy embajador en Costa Rica, no solo deberá acelerar su penetración mediática, sino además, deberá empezar a trabajar para dejar en claro, que no solo será un candidato con perfil ciudadano, sino además, poblano.

Sin duda, la lucha por alcanzar la nominación será muy cerrada al interior del PAN, de ahí que todos los días, los ataques en todos los frentes, sean comunes. Lo que está en juego, no es para menos.

Así, veremos cómo el morenovallismo maneja el tema de la “poblanidad”, pues sin duda, David Villanueva no cumple con ese perfil.

También será recurrente escuchar, que el auditor no tiene ningún mérito, más que ser el yerno consentido de Melquiades Morales Flores. Bueno, en realidad sí tiene uno:  haber aplicado con certeza y contundencia el “garrote político” a los sujetos obligados, incluyendo los 217 ayuntamientos y por supuesto las observaciones al ex edil panista Eduardo Rivera.

Las definiciones al interior del PAN y el resto de los partidos políticos ya no tardan y pronto sabremos el futuro del ciudadano y poblano David Villanueva.