Más de 400 personas murieron y al menos 4.000 resultaron heridas después de que un terremoto de magnitud 7,3 azotara la región fronteriza entre Iraq e Irán la noche del domingo. El terremoto se sintió hasta Turquía y Pakistán.

La mayoría de las muertes reportadas han sido en Irán, aunque se informó que siete personas murieron en la región kurda del norte de Iraq. Se cree que alrededor de 100 de los muertos son de una ciudad en la provincia de Kermanshah, en Irán, informó este lunes la agencia de noticias semioficial Mehr.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que el sismo fue de magnitud 7,3. Inicialmente había dicho que fue de 7,2.

El epicentro del sismo se ubicó en la frontera entre Iraq e Irán.

El epicentro se encuentra a unos 350 kilómetros de la capital de Iraq, Bagdad. Reportes en Iraq indican que el sismo se sintió en todo el país.

Además de Iraq e Irán, también se sintieron sacudidas en Pakistán, Líbano, Kuwait y Turquía, reportaron agencias de noticias en esos países.