A pesar de ser inminente su expulsión de las filas del PRD, incluyendo por supuesto de la dirigencia estatal, Socorro Quezada Tiempo, se aferra a “clavos calientes” y afirma que no permitirá que se concrete este procedimiento, por lo que advirtió que recurrirá ante las instancias federales.

En encuentro con medios, acusó  la corriente Nueva Izquierda (NI) e incluso, aceptó que su expulsión se dará en el transcurso de septiembre venidero, por lo que reiteró que recurrirá el proceso para permanecer en el Sol Azteca a través de un mandato de los tribunales y así se respete su militancia.

La también legisladora local, argumentó que se le acusa de dañar la imagen de su aún partido, justificó que las declaraciones a las que hacen referencia son señalamientos que hizo sobre estos perredistas fue por haber apoyado a otros candidatos y no para denostar al Sol Azteca.

Cabe citar que Quezada Tiempo, se le imputa ir en contra del Frente Amplio Democrático, además de manifestarse en contra de la dirigencia nacional,  así como de su estrecha relación con el ex senador perredista, Luis Miguel Barbosa Huerta, hoy sumado al proyecto de Morena y de apoyar públicamente a Andres Manuel López Obrador, candidato de MORENA  a la presidencia de la república.