Francisco Romero Serrano, presidente del Consejo de Organismos Empresariales (COE) en Puebla, sostuvo que la falta de capacidad que ha demostrado el gobierno del estado de Puebla en el tema relacionado con la seguridad de quienes vivimos en la entidad han llevado al gobernador, Antonio Gali Fayad, a solicitar que los legisladores federales realicen un periodo extraordinario para que promulguen la Ley de Seguridad Interior.

“Para ninguno de nosotros resulta extraño que cada día nos dan a conocer sobre nuevos asaltos, personas ejecutadas, robo de combustible, mujeres desaparecidas y una larga lista de delitos que la autoridad no ha sido capaz de atender”.

Acusó que es evidente que la autoridad estatal ha sido rebasada por la delincuencia, algunos medios dan a conocer que se detienen a presuntos delincuentes, sin embargo los hechos delictivos se siguen presentando y cada día con una mayor violencia.

“Tony ya tiene seis meses en el cargo, ya es tiempo de que se haya percatado de que algo está fallando en su administración y aunque es poco el tiempo que estará al frente del estado es necesario que garantice la tranquilidad de los que vivimos en el estado”.

Abundó que si bien se deben establecer acciones coordinadas en materia de seguridad entre los diferentes niveles de gobierno es necesario que las autoridades locales tomen verdaderas medidas y acciones para acabar con la delincuencia y evitar que nuestro estado tenga mal precedente y se pierdan inversiones y haya consecuencias como pérdida de empleos.