Por la falta de capacidad de las autoridades, incluyendo los de la capital del estado, los delincuentes encontraron en Puebla “su agosto”, acusó Francisco Romero Serrano, presidente del Consejo de Organismos Empresariales (COE), quien ejemplificó que tan solo en este año, un promedio de 55 socios han sido víctimas de la delincuencia organizada.

También, cuestionó la estrategia de seguridad que implementó la autoridad municipal, encabezada por el alcalde Luis Banck para pretender restringir la venta de bebidas alcohólicas después de la media noche, así como el denominado  “Plan Cuatro por Cuatro de Seguridad Ciudadana”, pues  acusómque ambas estrategias no disminuirán los actos delictivos, es decir, serán acciones que quedarán en el “olvido”.

Incluso, sostuvo que en Puebla el tema de la seguridad está “relajado”, lo que se refleja en la poca efectividad de los resultados, de ahí la urgente de necesidad de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal contrate más elementos para sumarse a la corporación.

El representante empresarial ilustró que este desorden en materia de seguridad, se ha constituido en un “caldo de cultivo” para los grupos delictivos y detalló que los más de 50 delitos en los que han sido víctimas los socios, están relacionados a asaltos a cuentahabientes  y establecimientos, así como allanamientos de negocios.