Uno de los peores incendios en la historia reciente de Estados Unidos avanza por la región del vino de California y deja a su paso una estela de devastación.

Aunque la situación podría empeorar, pues los bomberos siguen luchando por combatir 22 incendios que ya han calcinado 170.000 hectáreas. Además, no se espera que llueva en la región en los próximos seis días, según el pronóstico meteorológico.

Los diputados del condado de Sonoma siguen buscando aún a 285 personas desaparecidas.

Más de 30.000 residentes fueron evacuados y unas 30.000 hectáreas de terreno quedaron arrasadas por las llamas.

An inmate firefighter monitors flames as a house burns in the Napa wine region in California on October 9, 2017, as multiple wind-driven fires continue to whip through the region. / AFP PHOTO / JOSH EDELSON
El condado de Sonoma, en el norte de San Francisco, se lleva hasta ahora el peor saldo de la devastación: 11 de las muertes tuvieron lugar allí y en ciudades como Santa Rosa están destruidos distritos completos.

Aquí también te dejamos un video con tomas áreas de los daños en una de las zonas más afectadas: