Apple ha afirmado anteriormente que su sistema Face ID en el nuevo iPhone X no puede ser engañado por fotos, imitadores y máscaras, pero la empresa de seguridad cibernética Bkav dijo que una máscara impresa en 3D que cuesta 150 dólares ya ha engañado al nuevo software.

Los investigadores dijeron que sus hallazgos demostraron que Face ID “no es una medida de seguridad efectiva”, aunque hacer la máscara requería un escaneo facial detallado y sería difícil para los usuarios normales replicarse.

Cuando se dio a conocer el iPhone X en septiembre, Apple afirmó que había “una en un millón de posibilidades de que otra persona pudiera desbloquear el teléfono” y dijo que “probaron la tecnología con máscaras de silicona hechas por Hollywood Studios”, según un reporte de The Telegraph.

Bkav construyó la máscara usando una combinación de impresión 3D, una nariz de silicona e imágenes impresas de los ojos.

En un video publicado por la compañía, puedes ver a Face ID supuestamente engañado cuando se quita una tela que cubre la máscara.

La compañía no respondió a una solicitud de The Telegraph para comentar las conclusiones de Bkav.

(Con información de El Financiero)