Mujeres con sombreros rosas brillantes y carteles quieren ser escuchadas en el primer día de la presidencia de Donald Trump. Sábado 21 de enero 2017. Acudieron más de 200,000 mil personas. ( AP Photo/Jose Luis Magana)

 ¿POR QUÉ MARCHARON MILES DE PERSONAS EN WASHINGTON?

 

Las mujeres llevan más de un siglo luchando por reivindicar su rol en sociedad y recuperar su historia, con la meta de lograr la equidad de género política, legal, personal, profesional que la estructura patriarcal les ha negado por su condición de mujeres.

Patriarcado o heteropatriarcado es un sistema que oprime otros géneros. Particularmente subyuga y subordina a las mujeres en un sistema sociopolítico en donde el género masculino y la heterosexualidad tienen supremacía. Esto a traviesa todas las arterias sociales y obstruye las libertades y los derechos humanos de las mujeres.

“Nuestros cuerpos, nuestras decisiones”, “Feminismo significa libertad y justicia para todos”, se leen en algunos carteles que llevan los manifestantes.

Es una lucha compleja que requiere la participación activa de la sociedad, ya que pide la deconstrucción de estructuras culturales y sociales que nos anteceden, con las que crecimos y convivimos a diario, como es el caso del tan arraigado machismo mexicano.

Vista aérea de la marcha de las mujeres. Se registran muchos más asistentes que a la toma de protesta de Donald Trump.

Y después de una campaña catalogada como agresiva y misógina, del ahora presidente de Estados Unidos Donald Trump, miles de personas preocupadas y temerosas, han sentido la necesidad de demostrar que las mujeres así como las minorías tan reiteradamente atacadas por el magnate, estarán presentes durante su mandato y se resistirán contra cualquier acción que transgreda sus derechos.

Miles de ciuadanos sienten que el republicano no los representa y temen que su gobierno atente contra sus derechos.

Donald Trump tiene un amplio record de comentarios en contra de las minorías y particularmente en contra de las mujeres, recordemos que algunos de ellos han sido hacia Rosie O’Donell, Meryl Streep, Cher, o bien el caso de acoso contra la exmiss universo Alicia Machado a quien se refería como Miss Piggy (Miss cerdita) o Miss Housekeeping (Miss sirvienta). También sus opiniones públicas -como en su libro de 2006 “Trump 101”- en donde describe que “las mujeres son en esencia objetos estéticamente agradables”.

Madonna fue una de las celebridades que habló el día de ayer y pidió “no dejarse vencer por una nueva era de tiranía”.

“Qué mujer tan asquerosa. Si Hillary no puede satisfacer a su esposo ¿cómo pretende satisfacer a Estados Unidos”, escribió en su twitter en plena campaña electoral. Sobre el acosos sexual en el ejército estadounidense dijo: “De 6.000 acosos sexuales no reportados en las fuerzas armadas, sólo 238 han sido sancionados ¿Qué otra cosa esperaban si mezclaron a los hombres con las mujeres, genios? (Publicado en su Twitter en 2013) y no podía faltar recordar su infame frase: grab them by the p*ssy.

Desde diferentes puntos de la nación personas viajaron a Washington para marchar.

Y si bien esto no lo alejó de la presidencia, sí provocó el descontento de más de un millón de personas, distribuidas en 670 ciudades del país y otras 70 en el mundo, quienes marcharon el día de ayer en un día que hoy medios y redes sociales apuntan como la “otra inauguración”.

Personas en todo el mundo se han manifestado más de una vez en contra de Donald Trump para mostrar solidaridad respecto a las preocupaciones sobre derechos humanos, de la mujer y minorías. (AP Photo/Thibault Camus)

“Los derechos de las mujeres son derechos humanos”, se leía y se escuchaba en todas las marchas en el mundo. Las peticiones de la marcha se concentraban en hacer un llamado para: terminar la violencia en contra de las mujeres, derechos reproductivos, derechos para las comunidades LGBT, derechos, seguridad y equidad en el trabajo, derechos civiles, derechos para personas con discapacidad, inmigrantes y derechos ambientales. Si quieres leer más sobre los principios de la marcha puedes dar click aquí, o puedes entrar a su página en Facebook.

Los gorritos rosas se convirtieron en el icono representativo de esta marcha. “Mi voz, mi historia, mi cuerpo. Unidos por la esperanza”

El feminismo plantea una lucha que va más allá de defender a un género en particular, busca abrir una puerta que indistintamente permita a las personas construir y vivir una vida libre de estructuras sociopolíticas que violenten los derechos humanos, opriman y permitan escenarios de injusticia y desigualdad.