Con una inversión de 300 millones de dólares para los próximos diez años, ExxonMobil inició sus operaciones en el mercado de combustibles en México, con el arranque de operaciones de la terminal de almacenamiento y suministro en el municipio guanajuatense y la inauguración simultánea de ocho estaciones de servicio en Queretaro.

Martín Proske, director de Marketing de ExxonMobil México, indicó que la inversión de la empresa se destinará sobre todo a tres áreas, que son: desarrollo de logística; capital de trabajo, que incluye inventarios; así como en aspectos de marca, que considera comercializacion y programas internos de verificación de calidad de combustibles y calibración de dispensarios.

La firma estadounidense planea abrir 50 estacionesde servicio Mobil en la región del Bajío para finales del primer trimestre de 2018.

Carlos Sandoval, director general de Grupo Orsan, reconoció la importancia de colaborar con una compañía internacional como Exxon Mobil, lo que da también la oportunidad de consolidar su liderazgo en la zona.

Respecto a la operación de la terminal de almacenamiento y suministro, Carlos Rivas Chávez, director general de Combustibles de ExxonMobil México, indicó que las instalaciones albergarán siete tanques de almacenamiento, con lo cual cubrirán la demanda del centro del país, junto con otra terminal en San Luis Potosí.

Así, destacó la plataforma logística que se desarrollará por parte de la empresa, así como las oportunidades de generar una mayor competencia y competitividad en el sector.

Rivas Chávez confio que en breve, nuevos jugadores del mercado seguirán su ejemplo logrando mejores soluciones logísticas de servicio y calidad para los consumidores.

Respecto a la operación de la primera estación de servicio de Exxon en México, ubicada en Queretaro, comentó que se ofrecerá combustible de alta calidad y tecnología, que significa importar y comercializar su propia formula.

(Con información de El Financiero)