El curador de la colección que llega al Smithsonian, Eric Jentsch, explicó durante la presentación que el museo quería tener una colección de la serie no sólo porque es un éxito comercial y crítico que representa el arte de la televisión,sino también porque “puede ayudarnos a entender mejor la experiencia americana”.
Esto porque la serie explora la deshumanización de la vida moderna, el terrorismo, el cambio climático, las enfermedades y la violencia, el programa provoca consideraciones reflexivas y emotivas de temas difíciles.
El actor Norman Reedus (Daryl Dixon) sostiene la cabeza de utilería de Hershel Greene, otro de los personajes de la serie. (Smithsonian Oficial)
El actor Norman Reedus (Daryl Dixon) sostiene la cabeza de utilería de Hershel Greene, otro de los personajes de la serie. (Smithsonian Oficial)

La colección está compuesta por piezas emblemáticas como la ballesta de Daryl y la Katana de Michonne.

También se podrá apreciar a la “chica de la bicicleta”, una de las zombies más recordada de la primera temporada. Esta cabeza y el torso superior del primer caminante que Rick encuentra y finalmente mata se elaboran con látex; es la creación de Greg Nicotero, productor ejecutivo, director y diseñador de efectos especiales.

Los trajes usados por Carl y Glenn de la primera temporada también están incluidos en la donación, además de muchas piezas más que estarán en una exposición abierta al público muy pronto.

La temporada ocho de The Walking Dead se estrena el próximo 22 de octubre en Fox.