La fracción parlamentaria del PRI en el Senado de la República, a través de un punto de acuerdo, solicitará a la Auditoría Superior del Estado (ASE), transparente las condiciones de los fondos estatales que maneja la empresa Evercore en Puebla y precise si los recursos que la firma obtiene del Impuesto Sobre la Nómina (ISN) son parte de las cuentas bancarias que la compañía tendría en Barbados.

Luego de que se diera a conocer que la empresa de Pedro Aspe estaría envuelta en el escándalo de “Paradise Paper”, el senador Ricardo Urzúa Rivera, exigió se abran las cuentas de al menos cinco magnas obras puestas en marcha durante la anterior administración.

Hizo ver que la Secretaría de la Función Pública le corresponde indagar a través de la Comisión Nacional Bancaria de México (CNBM) y sí los recursos del ISN en Puebla se traspasaron para otras cuentas bancarias en el extranjero, citando el caso particular de Roberto Mota Clemente, miembro del gabinete del ex gobernador.

“Desde la Comisión Anticorrupción en el Senado de la República, no quitaremos el dedo del renglón para solicitar que tanto el Congreso local como la federación revisen el contrato que tuvo el gobierno del estado con la empresa Evercore y revisen el expediente para observar que los recursos no se hayan ido al paraíso fiscal”.