El ex presidente municipal de Puebla capital por el PAN, Eduardo Rivera Pérez, aseguró que estará en la boleta de la elección del 2018, pues confió en que la SCJN le dará la razón sobre su inocencia en todo a la incorrecta aplicación de los recursos públicos en 2013.

Sostuvo que independientemente de que el Congreso aprobó su inhabilitación por 12 años para no ocupar ningún cargo en la administración pública, buscará un cargo de elección popular.

También, le aclaró a la secretaria general del PAN, Martha Erika Alonso de Moreno Valle, que él no tiene porqué demostrar su inocencia, puesto que no ha sido culpado por un juez sobre algún delito.

Además, dijo que el discurso de la dirigente de mantener la unidad en el partido y entre la militancia es falso, pues práctica lo contrario ya que sus acciones con opuestas  esta unidad.

“Defenderé hasta las últimas consecuencias mi gestión municipal que desempeñé con total transparencia y por tanto mi honorabilidad así como la participación libre y democrática, estoy preparado para lo que venga y ganarle la candidatura a cualquiera, sea quien sea”.

Lo anterior lo declaró en entrevista, tras acudir a la sede del Comité Directivo Estatal del albiazul, a realizar el trámite de actualización de militancia, Rivera Pérez fue recibido por el dirigente estatal, Jesús Giles Carmona, quien le dio la bienvenida al partido.

Sin embargo, horas previas al acudir a las oficinas del PAN, el ex munícipe declaró en una entrevista de radio que la relación que mantiene con la dirigencia estatal es totalmente “seca y fría” y que el discurso de la unidad que ha pregonado la secretaria general,  Martha Erika Alonso, no existe, pues  -dijo- “más que palabras se requiere de acciones”.