Las condiciones en que Ana Teresa Aranda en el 2016 alcanzó el registro como candidata independiente a la gubernatura de Puebla, y en donde incluso recabó más de 240 mil apoyos ciudadanos, son muy distintas a las que se viven hoy día, pues de entrada, la ex panista no tuvo que comprar celulares para la aplicación de la app, justificó Ángeles Navarro Rueda, aspirante a obtener el registro de candidata

Argumentó que a diferencia del caso de la ex panista, ahora mismo, la recolección de firmas se da a través de una app, es decir, en esa caso –de Ana Teresa- eran solo mediante la entrega de copias de la credencial de elector (sic…).

“El INE nos hubiera facilitado esta labor si a todos nos hubiera dado teléfonos celulares, una barrera enorme, yo creo que eso sí  va a representar un argumento jurídico que combatir en tribunales federales, es la discriminación que ello representa”.

Navarro Rueda, quien hasta el reporte preliminar del 29 de enero en la página oficial del Instituto Electoral Estatal (IEE), sólo tenía un reporte de 3 mil 312 firmas de apoyo ciudadano en el listado nominal, del total de 37 mil 786 rúbricas que requiere, lo que representa solo el 8.7 por ciento, justificó también que cualquier ciudadano no cuenta con un celular potente y de última generación y no se pueden recolectar las firmas y ejemplificó que hubo casos de personas en colonias que no pudo ayudarlos porque su celular no era útil.