Eduardo Rivera Pérez, dejó abierta la posibilidad de dialogar con la dirigencia estatal del PAN, aunque fue claro al advertir que seguirá escuchando a otras fuerzas políticas para competir por la gubernatura en el 2018.

En este sentido, calificó como extraño que después de mantenerlo en “la banca” los últimos años en su partido, ahora mismo el Comité Directivo Estatal (CDE) le haya abierto la puerta y reconocido el trabajo que ha desempeñado para lograr una postulación.

Reiteró que su interés es contender por el gobierno del estado el próximo año y para eso ha sostenido diversos encuentros con Nueva Alianza e incluso con el PRD, partidos de los cuales ha escuchado su propuestas para valorarlas y en su momento poder tomar una decisión.

“Sigo valorando y platicando con diferentes alternativas, después de haber estado prácticamente tres años en la banca me llama la atención que se reconozca el trabajo, no descarto en su momento el poder platicar con la dirigencia local respeto al proceso electoral”.