Fernando Fernández Font, rector de la Ibero Puebla, lamentó la democracia que prevalece en el país, la cual incluso la calificó como ´una pena´, y adelantó que cada partido tendrá en las elecciones lo que ha sembrado a través de sus precandidatos y futuros candidatos, donde el ´pastel electoral´ se dividirá en tres, lo que representa que quien gane, llegará con poca legitimidad.

Sentenció que en México esa ilusión de democracia que empezamos a tener en este siglo, al parecer no se ha logrado consolidar.

“Es realmente triste que el gobernante que salga electo, gobernará con un mínimo de votos por la poca participación ciudadana que habrá, pues existe un descontento atroz de la sociedad ante la clase política – sistemas, partidos políticos, gobernares, llámense como se llamen”.

Llama la atención, destacó, es que en el propio PRI que dice tener en su padrón más de 20 millones de personas, de entre ellas no hubo nadie que se postulara para Los Pinos, eso indica que “hemos tenido un gobierno que nos ha llevado a cada día a más violencia y a tiempos más complicado en done no tuvieron una persona honesta, con ética y moral y tuvieron que recurrir a un personaje externo como Meade”.

En el caso del PAN, con Ricardo Anaya, habla de que no hay una alianza ciudadana sino de partidos políticos, lo cual es un reflejo de la descomposición política que hay en México.

En cuanto a Andrés Manuel López Obrador, virtual candidato de Morena, el rector de la Ibero, asentó que el tabasqueño intenta representar el cambio, algo diferente a los del PRI y PAN, pero sus ocurrencias no parece que sean coherentes, no cual le resta mérito ante los ojos de los analistas y electores.