La Fiscalía General del Estado (FGE) durante la investigación obtuvo datos pruebas que permiten establecer el involucramiento de autoridades municipales de Atzitzintla con el grupo delictivo del “Bukanas” y como resultado de esta operación se puso a disposición del Juez de Control a 65 personas, incluidas el alcalde y cinco policías del municipio de Atzitzintla, mismos que fueron internados en el penal de Tepexi de Rodríguez.

Al cumplirse el término para determinar su situación jurídica; 12 personas fueron puestas en libertad con las reservas de ley, 65 fueron puestos a disposición del Juez de Control y ocho menores de edad fueron entregados a sus familiares.

La FGE continúa con las investigaciones contra los imputados al encontrarse relacionados en otros hechos ilícitos por los delitos de violación a la ley Federal para prevenir y sancionar los delitos en materia de hidrocarburos, homicidios, acopio de armas, portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, asociación delictuosa, espionaje a autoridades de seguridad pública y procuración de justicia; así como el enfrentamiento y agresión a elementos de la Agencia Estatal de Investigación entre otros.

A los policías municipales se les imputa el delito de asociación delictuosa y desaparición forzada de los tres agentes de la policía ministerial adscritos a la Unidad de Secuestros.